LECCIÓN 17: El bloqueo abdominal

           ¡Muy buenas a todos y feliz año nuevo! Este mes quiero pararme a explicar un punto del que parece que existen muchas dudas. Ya he hablado en anteriores artículos sobre la importancia de la respiración diafragmática, de qué se compone y cómo reconocerla. Si no sabéis de qué estoy hablando, antes de leer este artículo ¡por favor, pinchad aquí!  Ahora sí, podemos comenzar.

           Al contrario de lo que ocurre con la respiración intercostal o lumbar, las cuales se realizan automáticamente con sólo enviar el aire a la base de los pulmones, en la respiración abdominal podemos encontrarnos con varios problemas. El más importante de ellos es el que se conoce como “bloqueo abdominal”. Explicaré esto, el bloqueo abdominal se produce cuando, durante el proceso de espiración, los músculos abdominales se tensan creando una barrera que impide el correcto apoyo inferior de la respiración diafragmática. Para entender esto es necesario conocer las tres fases de las que se compone la respiración abdominal así que vamos a ello:

  • Fase de Expansión: Cuando realizamos una inspiración diafragmática, la base de los pulmones se hincha y el diafragma desciende. Esto provoca que los intestinos bajen a su vez y empujen a los abdominales hacia delante, provocando el famoso efecto de “sacar barriga”. Durante el inicio de una frase, tras atacar la primera nota que vamos a cantar, es necesario hacer un esfuerzo por nuestra parte para mantener esta expansión hasta que hayamos agotado aproximadamente un tercio de nuestro aire.
  • Fase Neutra: Una vez hemos agotado ese primer tercio, nuestra barriga irá contrayéndose hasta alcanzar una posición relajada o neutra. Llegados a este punto habremos agotado aproximadamente dos tercios de nuestra capacidad pulmonar y es en este preciso momento en el que puede producirse el bloqueo abdominal del que hemos hablado.
  • Fase de Contracción: Antes de nada me gustaría aclarar que esta fase no existirá a menos que nuestros abdominales estés relajados y no hayamos sucumbido al temido bloqueo. Llegados a este punto, nuestra barriga deberá contraerse realizando un movimiento ascendente que resultará de gran ayuda a nuestro diafragma en su tarea de expulsar el último tercio de aire útil que nos queda en los pulmones.

            Es por tanto tarea del cantante, asegurarse de estar relajado durante la interpretación de los temas y procurar que los abdominales se muevan  con libertad y no condicionen la movilidad de nuestro diafragma.

           Y esto ha sido todo por este mes. Espero que os haya resultado útil este artículo y que continuéis atentos a futuras entradas. ¡Un abrazo y hasta pronto!

Manuel Edin

This entry was posted in Sin categoría and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*